Sexting, jugar con fuego

Compartir fotografías eróticas es un complemento para la relación de muchas parejas, desde el auge del internet. «Sextear» no está prohibido legalmente, pero si tus imágenes privadas caen en las manos equivocadas, pueden ser difundidas masivamente.

Comentarios

Deja una respuesta